Posts @IPDRS

PUBLICACIÓN - Memoria

Informe sistematización “Ferias y mercados guaraníes de los municipios de Macharetí, Villamontes y Huacaya”

Autoría: IPDRS

Fecha de publicación: Domingo, 15 Noviembre 2020

Editorial: IPDRS

Páginas: 54

Vistas: 1014

Compartir
Descargar Documento
Cargando archivo %

El mercado es más que un espacio de intercambio de bienes. Es un espacio de relación interpersonal e intergrupal, producción cultural, cohesión social y familiar, búsqueda de mejores condiciones de vida, un espacio para promocionar la gastronomía local e impulsar la soberanía alimentaria. En el mercado campesino guaraní, se pueden distinguir diferentes mecanismos particulares de la región, además de la compra y venta de productos. Por ejemplo, el yepuepi guaraní: Doy, porque tuve buena cosecha y espero que algún día tengas la misma gracia para dar. El yepuepi no es una forma de intercambio.

El mercado guaraní, como todo ámbito social, no ha sido estático, sino que ha cambiado con el paso de los años. Fenómenos externos a éste han significado modificaciones y necesidad de adaptación; por ejemplo, el desarrollo del transporte, la construcción de carreteras, la llegada de nuevas tecnologías de comunicación (teléfonos móviles e internet), así como también los cambios políticos y sociales en el país. Lo más importante: Los productos de la matriz productiva de los campesinos tienen una demanda creciente.

La participación de los campesinos en los mercados, tanto en su papel de oferentes como en el de demandantes de productos, debe ser fomentada, porque, como veremos, es una actividad que impulsa el desarrollo de la región, contribuyendo a la gestión territorial, promueve e incentiva la producción local, además de generar estabilidad económica y mejorar la calidad de vida en los hogares guaraníes.

Los mercados campesinos deben constituirse independientes y sustentables, sin que eso signifique cerrarse a la adaptación y aprovechamiento que alianzas externas significa. Es decir que la vigencia de los mercados campesinos, no debe depender de su penetración a los sistemas de comercialización que representan el mercado capitalista moderno, si bien se pueden abrir y participar en sus canales, no se debe hacerlo a costa de los mecanismos tradicionales e “informales” existentes. De igual manera, se debe siempre guardar un margen de autonomía de los mercados campesinos con respecto al estado. Se debe evitar el desarrollo de economías de enclave, pues no significan desarrollo a largo plazo.

Como veremos más adelante, el desarrollo y el fortalecimiento económico a nivel macro y micro en el territorio no es el único beneficio ni la única razón de ser de este proyecto. Una función muy importante de los mercados y ferias es el fomento a la cultura. Se busca entonces, rescatar prácticas ancestrales propias del pueblo guaraní para reforzar la identidad e incentivar el uso del lenguaje.

Si se busca mejores condiciones de sostenibilidad de los territorios, se debe promover una participación activa de los actores locales como productores y compradores en ferias y mercados de manera permanente, sostenible y autónoma.

El mercado es una actividad económica ampliamente desarrollada en zonas del occidente del país, factor que significó un elemento clave en el desarrollo y crecimiento de su población. Los indígenas de tierras bajas son productores de alimentos y artesanías de alta calidad, pero necesitan establecer redes y espacios comerciales para el mejor aprovechamiento de su producción.